nelson gonzález leal

fotografías

La realidad a la que nos ha enfrentado el virus SARS-COV2 resulta de una voluptuosidad aplastante. Esto podrá parecer una perversión, pero qué duda cabe de que la defensa contra el virus, la cuarentena, nos ha impulsado al reencuentro con nuestras necesidades básicas. Lo sensorial se potencia frente a crisis como esta y como salvación nos aferramos a la potencia de nuestro imaginario personal e íntimo. Hay también una especie de deleite psíquico, un morbo concupiscente que nos atrapa frente a la probabilidad del cambio constante e inesperado, aunque nos empeñemos en negarlo.  De esto va ¨Cuarentena voluptuosa¨.